Vuelven las cabras a la Sierra de Andilla

Arsenio ha traído 200 cabras celtibéricas para acompañarnos en la Sierra, volvemos a escuchar esquilas y balídos, el monte gana en vida, y se mantiene nuestra cultura serrana.

LAS CABRAS

Un ejército blanco,
armado con esquilas,
se mueve entre rocas
con pies de pianista.

Mordisquean coscojas,
ramonean carrascas,
olisquean inebros,
tomillos y romeros.

La vida en la Sierra
no es para otros,
que tu libertad
no desean,
ni tus amores…
tampoco.

Inviernos de escarchas,
frías mañanas,
hielos tempranos
y ontinas secas.

Abril dará calor
a la broza de los prados,
renuevo de sangre …
nacen choticos y pastos,

Te guian las estrellas,
el olor de los praos
y un Pastor con gayato,
perrica y hato.

Anuncis

Zierzo frío, Regañón

(Foto:Lluís Giménez - Andilla)

Viento frío…
Regañón,
las cebadas dormidas,
quietos los almendros
que amagan la flor.

Incontestable…
Regañón,
rosadas, hielos,
blancos chupos,
desde el Norte…
Regañón.

Foto Lluís Giménez (Andilla)

Mestral marinero
que empuja las velas
de tu gente serrana
al pasto nuevo.

¿Qué magia tienes,
que el ganado
que te bajas
ya nunca vuelve?

Foto: Lluís Giménez - Andilla

Viento serrano
de Javalambre,
corazón maño,
alma xurra,
acento valenciano.

Viento frío…
Regañón,
forja las trabinas
y tráeme el aroma
de las ontinas de Aragón.